Transparente o Myoporum laetum

Transparente  o Myoporum laetum post thumbnail image

Nombre científico del Transparente

El nombre o denominación científica del Transparente es Myoporum laetum. Los biólogos usan el nombre científico Myoporum laetum para diferenciarlo en las distintas clasificaciones de la especie naturales escritas en los códigos internacionales única en cualquier lengua.

El nombre científico del Transparente, Myoporum laetum proviene del latín.

 

Descripción del Transparente o Myoporum laetum

La Transparente o Myoporum laetum es un arbusto o pequeño árbol siempreverdoso de crecimiento rápido y copa redondeada en su juventud, pero que va perdiendo esta forma conforme madura y pierde ramas por rotura. Es originario de nueva zelanda, donde recibe el nombre maorí de ngaio. Alcanza hasta 10 metros de altura y desarrolla flores blancas con manchas de color púrpura durante la primavera y el verano, organizadas en cimás axilares y con los pétalos pelosos soldados entre si. Su corteza tiene un aspecto agrietado y es de color pardusco, mientras que las hojas tienen los bordes enteros o algo dentados y están cubiertas de pequeñas glándulas translucidas que permiten reconocer a la planta con facilidad. Su fruto es una drupa de color colorado intenso y de 6 a 9 milímetros de longitud.

 

Usos del Transparente o Myoporum laetum

Los maoríes de Nueva Zelanda, de donde esta planta es originaria, se frotan la piel con las hojas de esta planta para repeler a los mosquitos y a otros insectos. En la península ibérica es posible encontrarlos como planta ornamental en parques y jardines.

La utilización del Transparente o Myoporum laetum es frecuente en Europa y América.

 

Otros datos de sobre el Transparente o Myoporum laetum

En el folclore Maorí una leyenda dice que una mujer que caminaba por la noche hacia un arroyo para recoger agua tropezó con las piedras y las raíces de los árboles hasta herir sus pies descalzos debido a la oscuridad. La mujer culpó y insultó a la Luna que estaba escondida detras de las nubes, pero la diosa de la Luna la escuchó y para castigarla la agarró y la lanzó hacia el cielo. La mujer asustada intentó aferrarse a las ramas de un Ngaio pero las raíces de este cedieron y desde entonces, es posible verla junto al árbol frente a la Luna.

Etiquetas: ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Post