Sagú de Nueva Holanda o Cycas circinalis

Sagú de Nueva Holanda  o Cycas circinalis post thumbnail image

Nombre científico del Sagú de Nueva Holanda

El nombre o denominación científica del Sagú de Nueva Holanda es Cycas circinalis. Los biólogos usan el nombre científico Cycas circinalis para diferenciarlo en las distintas clasificaciones de la especie naturales escritas en los códigos internacionales única en cualquier lengua.

El nombre científico del Sagú de Nueva Holanda, Cycas circinalis proviene del latín.

 

Descripción del Sagú de Nueva Holanda o Cycas circinalis

La Sagú de Nueva Holanda o Cycas circinalis es una planta de porte elegante con aspecto de palmera, que puede alcanzar hasta 6 metros de altura. Tronco grueso, cilíndrico, columnar, revestido de las bases de hojas viejas. hojas curvadas, formando una corona apical de hasta 2 y 3 metros de largo. Las plantas másculinas tienen un cono largamente ovoideo en su terminación, de hasta 60 centímetros, rodeado en la base de hojas rudimentarias enteras. Las plantas femeninas tienen un ramillete de hojas fértiles en su terminación, cubiertas lo mismo que las hojas jóvenes de una borra pardo-anaranjada. Las semillas son del tamaño de una nuez, de cubierta carnosa y delgada, y contenido carnoso, amiláceo.

 

Usos del Sagú de Nueva Holanda o Cycas circinalis

Esta planta se cultiva como ornamental en parques y paseos de las provincias marítimás, ya que soporta mal las heladas del interior peninsular. También se puede cultivar como planta de interior. En algunos países las hojas se utilizan para adornar los templos y en ceremonias religiosas, y de ellas también se pueden obtener fibras utilizadas en cordelería.

La utilización del Sagú de Nueva Holanda o Cycas circinalis es frecuente en Europa y América.

 

Otros datos de sobre el Sagú de Nueva Holanda o Cycas circinalis

Las semillas del sagú de Nueva Holanda son muy tóxicas, pero maceradas muchas veces con agua se hacen inofensivas y su fécula sirve para preparar unas tortas muy nutritivas pero bastante insípidas. El agua utilizada en la maceración puede ser fatal para los animales domésticos.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Post