Falso pimentero o Schinus molle

Nombre científico del Falso pimentero

El nombre o denominación científica del Falso pimentero es Schinus molle. Los biólogos usan el nombre científico Schinus molle para diferenciarlo en las distintas clasificaciones de la especie naturales escritas en los códigos internacionales única en cualquier lengua.

El nombre científico del Falso pimentero, Schinus molle proviene del latín.

 

Descripción del Falso pimentero o Schinus molle

La Falso pimentero o Schinus molle es un árbol de hoja perenne con copa redondeada y elegante que puede alcanzar hasta 25 metros de altura, de corteza paro oscura, a veces grisácea o coloreada de colorado y superficie agrietada, más o menos áspera y escamosa. Sus ramas son gráciles y colgantes, y las hojas son alternas, compuestas, pinnadas, de forma linear-lanceolada terminando en una punta algo curva, y aromáticas cuando se estrujan. Las flores tienen pequeño tamaño y se disponen en gran número en panículas colgantes, que nacen de la axila de las hojas superiores. El fruto es una pequeña drupa del tamaño de un grano de pimienta, de color rosa brillante o rojo, con muy poca carne y un solo hueso bastante duro y leñoso. Al romper este fruto desprende un agradable olor, algo resinoso, a pimienta. Florece en mayo y junio y el fruto madura en otoño o invierno.

 

Usos del Falso pimentero o Schinus molle

Se suele cultivar en parques y jardines, paseos y avenidas, siendo muy apreciada en jardinería por su resistencia a la sequía y a las altas temperaturas. Su resina encuentra aplicaciones parecidas a las de la almáciga, y se ha utilizado como másticatorio en Perú, de donde es originaria. Se utiliza en la confección de barnices, y las semillas se han utilizado como sustituto de la pimienta. A la corteza y resina se le han atribuido propiedades tónicas y antiespasmódicas.

La utilización del Falso pimentero o Schinus molle es frecuente en Europa y América.

 

Otros datos de sobre el Falso pimentero o Schinus molle

En Chile y en Perú se elabora una bebida alcohólica con las semillas del falso pimentero, mediante fermentación. Las hojas de esta planta, troceadas y arrojadas al agua, se mueven como si tuvieran vida propia, lo que parece encontrar explicación en la salida brusca de las esencias y resinas que contienen.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Post