Falsa acacia o Robinia pseudoacacia

Nombre científico de la falsa acacia

El nombre o denominación científica de la falsa acacia es Robinia pseudoacacia. Los biólogos usan el nombre científico Robinia pseudoacacia para diferenciarlo en las distintas clasificaciones de la especie naturales escritas en los códigos internacionales única en cualquier lengua.

El nombre científico de la falsa acacia, Robinia pseudoacacia proviene del latín.

 

Descripción de la falsa acacia o Robinia pseudoacacia

La Falsa acacia o Robinia pseudoacacia es un árbol caducifolio robusto, de copa amplia que en buenas condiciones puede alcanzar hasta 25 metros de altura. Su raíz es gruesa, con ramificaciones largas y rastreras, que pueden echar retoños aun a larga distancia, de corteza algo amarillenta. Sus ramas son fuertes y algo tortuosas, las más jóvenes armadas de estípulas, algunas de las cuales se transforman en fuertes aguijones. Las hojas pueden alcanzar los 32 centímetros y aparecen alternas, de forma elíptica u ovada, enteras, obtusas, redondeadas o truncadas y con un piquito en el ápice. Las flores tienen una forma amariposada, de olor intenso y agradable y color blanco, que aparecen dispuestas en racimos axilares y colgantes. Sus frutos son legumbres alargadas y fuertemente comprimidas, con sutura dorsal estrechamente alada, lampiña o casi lampiña, de color pardo-rojizo. Florece de arbil a junio o julio.

 

Usos de la falsa acacia o Robinia pseudoacacia

Las falsas acacias suelen cultivarse en parques y jardines como plantas ornamentales, o para fijar bordes y taludes de carreteras. Se emplea también en repoblaciones forestales, ya que se multiplica con mucha facilidad por los retoños que nacen de las raíces y también por semillas. Las flores, por su olor y sabor agradables, se consideran comestibles y se conocen popularmente con el nombre de «pan y quesillos», utilizándose en algunos lugares en guisos y otros platos. No obstante es recomendable evitar su ingestión ya que la robinia es una planta bastante tóxica. La corteza se utiliza en medicina homeopática contra el exceso de acidez. Con las flores se preparaba antiguamente un agua destilada a la que se atribuían propiedades antihistéricas. La madera es pesada, dura, de grano apretado y muy duradera en contacto con el suelo, por lo que se utiliza para fabricar postes o para los aperos de labranza.

La utilización de la falsa acacia o Robinia pseudoacacia es frecuente en Europa y América.

 

Otros datos de sobre el Falsa acacia o Robinia pseudoacacia

El árbol más antiguo que hay en París es una falsa acacia. La madera de esta especie fue utilizada para la construcción de la mayoría de los edificios de Boston en el siglo XVIII.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Post