Esparraguera o Asparagus officinalis

Nombre científico del Esparraguera

El nombre o denominación científica del Esparraguera es Asparagus officinalis. Los biólogos usan el nombre científico Asparagus officinalis para diferenciarlo en las distintas clasificaciones de la especie naturales escritas en los códigos internacionales única en cualquier lengua.

El nombre científico del Esparraguera, Asparagus officinalis proviene del latín.

 

Descripción del Esparraguera o Asparagus officinalis

La Esparraguera o Asparagus officinalis es una planta perenne, inerme, con los tallos casi completamente herbáceos que puede alcanzar un metro y medio de altura y están densamente ramificados. Las hojas son en realidad tallos modificados, parecidos a agujas que pueden tener entre 6 y 32 milímetros de longitud. Las flores tienen una forma acampanada y son de un color verde-blanquecino o amarillento, mientras que el fruto es una pequeña baya de color colorado y tóxica para las personas.

 

Usos del Esparraguera o Asparagus officinalis

El espárrago es una verdura de origen controvertido por lo antiguo de su cultivo y su facilidad para asilvestrarse, existiendo teorías que sitúan su origen en oriente mientras que otras afirman que se trata de una planta mediterránea. Su nombre indica las aplicaciones medicinales que ha tenido tradicionalmente, constituyendo uno de los diuréticos de mejor reputación. Existen numerosas variedades de espárragos, entre las que destacan el espárrago blanco (que se obtiene evitando la exposición de las plantas a la luz mientras crecen), el espárrago morado y el espárrago silvestre o triguero, que en las regiones mediterráneas se utiliza también como seto para delimitar las parcelas.

La utilización del Esparraguera o Asparagus officinalis es frecuente en Europa y América.

 

Otros datos de sobre el Esparraguera o Asparagus officinalis

El espárrago es una de las verduras más antiguas que se conocen, existiendo frisos egipcios del 3000 a.C. En los que aparece representado como una ofrenda. Los romanos los transportaban a los Alpes durante el invierno para congelarlos y consumirlos en las fiestas epicúreas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Post