Almez o Celtis australis

Nombre científico del Almez

El nombre o denominación científica del Almez es Celtis australis. Los biólogos usan el nombre científico Celtis australis para diferenciarlo en las distintas clasificaciones de la especie naturales escritas en los códigos internacionales única en cualquier lengua.

El nombre científico del Almez, Celtis australis proviene del latín.

 

Descripción del Almez o Celtis australis

La Almez o Celtis australis es un árbol que alcanza hasta 25 metros de altura y que tiene un tronco grueso y derecho, con la corteza casi lisa y de color ceniciento o blanquecino. Tiene copa amplia, muy ramosa, con ramificaciones primarias erguidas y ramillas algo caídas, con pelo cuando son jóvenes. La hoja tiene una forma ovado-lanceolada o lanceolada y se estrecha en el ápice para formar una punta curvada y estrecha. Son de un color verdoso intenso, algo más palido por la cara inferior, y tienen el borde finamente serrado, midiendo entre 7 y 14 cm de longitud. Las flores nacen sobre las nuevas ramas y al mismo tiempo que las hojas. El fruto es redondo y liso, del tamaño de un guisante, al principio de color verde, luego amarillento, rojizo y finalmente casi negro. Aunque es comestible tiene mucho hueso y poca carne. Floración entre abril y mayo, y sus frutos maduran al final del verano y el otoño. El hábitat de esta especie es la región mediterránea y en la península ibérica es especialmente frecuente en el este y en el sur.

 

Usos del Almez o Celtis australis

Se cultiva fundamentalmente como árbol ornamental, aunque las hojas y especialmente los frutos del almez se han utilizado como medicina popular como astringente, para tratar la disentería y el flujo menstrual muy abundante. Su madera es muy elástica, flexible y compacta, por lo que ha sido utilizada para hacer aros para toneles, cubas, piezas de carros, sillas de manos, remos o esquíes. La madera también se puede utilizar para quemar y para obtener carbón.

La utilización del Almez o Celtis australis es frecuente en Europa y América.

 

Otros datos de sobre el Almez o Celtis australis

Los frutos del almez son comestibles y tienen un sabor dulce y agradable, aunque poca sustancia. Los niños solían comerlos y utilizaban sus huesos como proyectiles para las cerbatanas.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Post